lunes, diciembre 19, 2005

para ti que no existes

Pareciera que no hay manera de entender los encuentros y desencuentros. Lo digo porque te veo sentada, acostada. Me ves y te veo, tus ojos brillan detras de la carcasa blanca de tu gran antifaz. Un brillo que domina tu boca y prolonga tu barbilla. Tu visita me deja tranquilo porque es profunda, es como si de repente lo imposible se convirtiera en la razón de mi existencia, lo indescible y lo improbable pasan a segundo termino al verte tendida escuchando.
La proximidad de tu cuerpo comienza a acelerar mi corazón, pero al llegar a sentir tus labios no parecen ser desconocidos, un desconcierto te inunda y una calma imperativa llena mi mente y cuerpo.
En un dia siguiente tomo tu mano y caminamos juntos todos mis temores desaparecen y siento que te amo mas que a nada aunque no te conosca, aunque seas tu, o tu, todo termina con un largo abrazo que me desbarata y que me va despertando poco a poco abriendome los ojos. Me queda la sensación de que mi vida es para ti que no existes.

viernes, noviembre 11, 2005

A cada paso que uno da, las cosas alrededor tienden a cambiar, le dijo el soldado al niño cuando empezaron a internarse en una parte mas densa de la selva. El niño solo entendió que las cosas estaban cambiando hasta que entró en un claro gigantesco después de una hora de caminata entre estrechísimos pasajes con paredes arbóreas. El cielo empezaba a nublarse pero todavía algunos rayos se colaban para tocar, como reflectores, a ciertos árboles, carrizos y flores. El verano estaba en su apojeo y el calor y la humedad hacian que la ropa empezara a oscurecerse de sudor y agua. El niño sólo pensaba en el gran trago de agua que le dió a la cantimplora del soldado justo antes de despedirse. Justo al pié de una ceiba, el soldado se desvió hacia el este para encontrarse con su campamento. Pero él tenía que seguir un largo camino al norte hasta encontrar el rio. Y pasaría mucho tiempo para encontrar un rio de agua adecuada para beber, con lo que tendría que aguantar un poco más la sed.
A la mitad del claro unos grandes pájaros comenzaron a sobrevolarlo, eran mucho más grandes que un zopilote y tenían un color más marrón. Apresurando el paso para alcanzar el siguiente árbol, como un ratón sintió el corazón acelerando su ritmo a niverles bastante preocupantes. Es en ese momento, cuando el cielo comenzó a tronar y la luz del sol ahora se veia lejana en los cerros al sur y los pájaros empezaban a volar más bajo, buscando protección de los árboles ante la inminente lluvia, que se dió cuenta que su aletear era diferente al de los pájaros comunes. Era mucho mas rápido y torpe, aleatorio. cuando comenzaron a caer tremendos goterones mojando pedazos de tierra de lo que fuera en otro tiempo un gran rio desviado de su cause por causas naturales, una fina capa de polvo aterciopelado comenzó a caer en su brazo y fué que al voltear hacia arriba una sombra gigantesca y estróboscópica se acercaba de repente lentamente, unas delgadas alas con un gigantesco ojo fueron acercándose algo lentamente hasta caer directo encima del niño, quien distinguió al final la forma exacta de una palomilla nocturna,

martes, noviembre 08, 2005

Remember

"Remember how it used to be
when the sun would fill the sky
remember how we used to feel
those days would never end
those days would never end

Remember how it used to be
when the stars would fill the sky
remember how we used to dream
those nights would never end
those nights would never end

it was the sweetness of your skin
it was the hope of all we might have been
that filled me with hope to wish
impossible things
to wish impossible things..."



i´m back...

sábado, septiembre 03, 2005

ey... saludos

Mmmmm... si tuviera enormes cantidades de lectores, si de repente alguien realmente se empezara a interesar por lo que yo digo o cuento, sería una presión que, siento, no podría aguantar. Porque he experimentado en algunos campos creativos lo que significa la opinión del mmm... público espectadorrrr, y generalmente pareciera que la mayoría entiende la expresión humana a su manera y más generalmente como plena basura y comodidad espiritual o económica, porque seamos sinceros, ahora el ser artista o hippie es sinónimo de ser huevón, perdedor, o al menos y ya muy educadamente: soñador. Entonces he descubierto que sí, jejeje, existen formas y modelos para todo, aunque digan los maestros que no, sí existen, y la idea es de repente es cachar lo que está de moda o viene duro, ya depende ahi de la sensibilidad de cada uno y también de la destreza técnica adquirida etc. en fin, la cosa es que a la hora de escribir estos patrones se borran, digo, es muy probable que tenga que ver con el hecho de no haber leido tanto como, no sé, visto películas, oido música o incluso ver tele. El caso es que para mi escribir trasciende el campo de la gramática y de la ortografía, pareciera que estamos en un tiempo en dónde el idioma y el lenguaje escrito están siendo rebasados por lo visual y auditivo. Entonces aunque para el tiempo tan dogmático y de verdadero carácter formativo y de estructura, digamos, vivimos en la misma libertad lingüistica que siempre ha existido, es decir, la transformación del lenguaje según la clase social, ubicación geográfica o incluso educación, siguen presentes en cada uno de nosotros, el lenguaje es una necesidad primaria como lo es la comunicación. Entonces aunque durante años sigamos insistiendo en la perdida de términos y vocablos la realidad es que ganamos muchos tantos más cada día gracias al fenómeno de "unión" (harto del termino globa...) entre todos nosotros. Entonces el lenguaje escrito al final y después de siglos siempre termina necesitando traducciones e interpretaciones y es que es la verdad, lo único que nos separó realmente de los animales fue la creación de un lenguaje.
Entonces a los pobres que les toque leer esto entenderán que la soledad es parte indispensable del proceso creativo. Y que el escribir es de las cosas mas bellas que hay.

miércoles, agosto 17, 2005

El pasado

Pareciera que los recuerdos son largos finales, de repente son como desenlaces eternos. No se las demás personas pero la realidad es que muchas veces vivo el pasado como el presente y es muy extraño encontrarse vagando por extensísimas estepas memoriales. Porqué no puedo soltar sentimientos que me marcaron hace no sé digamos 5 años o algo asi. Es increíble como situaciones inexistentes te hagan experimentar sentimientos tan profundos, y es que no concibo otro momento en el cual las cosas estén tan presentes como el pasado.
El pasado, siento, está relacionado con el perdón y el rencor. Mucho del recuerdo está fincado en las emociones, creo, o sea recordamos las cosas que nos causaron emociones fuertes o que nos recuerdan cierta emoción en particular. Entonces no me imagino cómo el humano creo entonces otro concepto liberador llamado perdón o un concepto encarcelador como lo es el rencor. Cómo en un proceso de aprendizaje evolutivo decidimos que debíamos sentir envidia, celos, orgullo... ¿de dónde viene el concepto entonces de infidelidad? o de la misma fidelidad. Entiendo que son emociones bien estudiadas y que quizás no necesariamente formen parte de la idea "pasado" en el lógico humano, a lo que voy es mucho más simple de lo que parece.
Creo que el presente es el tiempo más difícil de vivir.

miércoles, agosto 03, 2005

Take me out tonight
Because I want to see people
and IWant to see life
Driving in your car
Oh, please don't drop me home.
Because it's not my home, it's theirHome,
and I'm welcome no more ...

sábado, julio 23, 2005

drunk

Nunca han pensado en que nos guiamos por patrones muy predecibles y que somos mas comunes y corrientes de lo que queremos creer?? será posible que el solo aceptarlo nos separe un poco de lo que deseamos huir? Porque lo unico que he logrado ha sido identificar las diferencias que nos separan de las personas que según tantos reafirmantes definen como triunfadores. Yo creo que es solo cuestión de entender que la naturaleza de todos nosotros es la falladuría, es decir, el error. Y que es bien importante tener miedo de las influencias comerciales y prototípicas gringas, o inglesas, o francesas, o de donde sea porque esas son las que precisamente desvían la atención de lo que uno tiene dentro, de la singularidad que nos separa queramos o no de los demás integrantes de este planeta, una individualidad que de repente resulta tan molesta y tan desesperanzadora, una célula.